Hidratación bucodental

Ante el verano, desde el Consejo General de Colegios de Dentistas de España insisten en los beneficios de beber agua y consumir frutas y verduras para mantener la hidratación corporal, ya que así la calidad de la saliva será la adecuada para proteger los dientes.

Debido al calor, aumenta el consumo de zumos y de bebidas carbonatadas, energéticas y alcohólicas, así como de helados, lo que genera una serie de ácidos en la boca que pueden desmineralizar los dientes y dañar el esmalte, provocando hipersensibilidad dental al tomar alimentos muy fríos o calientes.

CGCDE, Hidratación bucodental