Diagnóstico precoz del cáncer oral.

Con motivo de la celebración, el pasado día 12 de junio, del Día Europeo contra el Cáncer Oral, os queremos recordar que el diagnóstico precoz es clave para un mejor pronóstico de la enfermedad.

¿Qué es el cáncer Oral?

Es un tumor maligno localizado en la boca y que afecta a cualquiera a de sus tejidos (lengua, encías, mejillas y labios). Puede presentar diferentes síntomas: mancha blanca/roja o bulto en la cavidad oral; una llaga que no se cura en dos semanas o que sangra con facilidad; dificultad al masticar, tragar o mover la lengua y la mandíbula o adormecimiento de la boca o la lengua.

¿Qué hábitos lo incrementan?

El estilo de vida de la persona está muy relacionado con la aparición de este tipo de cáncer. Así, múltiples factores propician el cáncer oral, como el consumo de alcohol y tabaco, una mala alimentación, una higiene bucodental deficiente, el virus del papiloma humano, infecciones, prótesis mal ajustadas que provocan heridas, radiaciones ultravioletas o determinados productos químicos.

La etapa en la que se diagnostica un cáncer oral tiene una relación significativa con la supervivencia global. Lamentablemente, en algunas ocasiones el cáncer oral no muestra síntomas ni signos evidentes en sus etapas tempranas que permitan una detección precoz.

Estadísticas

Cuando el cáncer todavía está sólo en la boca y es pequeño (de menos de 2 cm), casi el 90% de las personas que lo padecen sobreviven. Sin embargo, todavía seis de cada diez cánceres de la boca son diagnosticados cuando ya se encuentran en una fase avanzada (mayor de 4 cm o con extensión), lo que reduce la supervivencia a menos del 50% y, además, produce una alta morbilidad (secuelas) relacionada con el tratamiento más agresivo que se debe realizar.

En España, se diagnostican alrededor de 7.000 nuevos casos de cáncer oral al año y, aproximadamente, 1.500 personas mueren a causa de esta enfermedad, superando a los accidentes de tráfico

Solo el 25% de los casos se diagnostica en estadios iniciales, por eso resulta necesario, además de la autoexploración, acudir cada 6 meses al dentista, quien detectará cualquier posible lesión.

Y es que al igual que visitamos una vez al año al ginecólogo o al médico de cabecera, debería ser una visita obligada acudir al dentista.

La boca, al igual que la piel, es un indicador externo de nuestro estado de salud y muestra indicios y síntomas de lo que sucede en nuestro organismo. ¡Préstale la atención que merece!

alcohol, cancer oral, diagnostico, flemones, infecciones, mal hábito, mala aliminetación, mala costumbre, papiloma, tabaco