Implantes Dentales

La mejor solución.

Los implantes dentales son fijaciones de titanio que se insertan en el hueso maxilar de los pacientes y sirven para soportar nuevos dientes fijos en sustitución de las piezas perdidas. Hasta la aparición de los implantes dentales, muchos pacientes se veían obligados a sufrir con las antiguas prótesis de quita y pon. Nadie como estos pacientes desdentados conocen lo desgraciado de no poder masticar sin molestias y no poder sonreír con confianza. No existe un límite de edad para la colocación de implantes. Precisamente las personas mayores son quienes más se benefician de los mismos. En cuanto a su duración, no lo sabemos a ciencia cierta, pero con los cuidados apropiados en nuestra experiencia supera los 20 años.

  • Se colocan mediante una intervención quirúrgica con anestesia local, resultando una técnica totalmente indolora, siendo el postoperatorio habitualmente muy bueno. En la actualidad gracias a las modernas técnicas de cirugía mínimamente invasiva, siempre que las condiciones óseas lo permitan, podemos colocar implantes transmucosos traspasando la encía sin incisión ni sutura, siendo prácticamente nula la aparición de complicaciones postoperatorias.
  • Cuando la altura y grosor del hueso maxilar son muy reducidos, tenemos que utilizar técnicas avanzadas de regeneración ósea mediante la utilización de biomateriales y plasma rico en plaquetas (PRGF) procedente del mismo paciente ó de técnicas de reconstrucción ósea mediante la utilización de injertos de hueso procedente del propio paciente o cada día más, simplemente, a base de biomateriales.
  • Normalmente transcurridos de dos a cuatro meses, dependiendo del tipo de hueso, procederemos a la fase de colocación de los dientes. En ocasiones cuando la calidad ósea del maxilar es muy buena podemos extraer los dientes en mal estado, colocar los implantes y si la estabilidad primaria lo permite, colocar los dientes fijos provisionales el mismo día de la intervención o como mucho a los pocos días. Transcurrido el plazo de dos a cuatro meses se procede a la colocación de los dientes definitivos. Es lo que conocemos como implantes inmediatos con carga inmediata.
  • El porcentaje de éxito de los implantes dentales es muy elevado. Obtenemos más del 98% de osteointegración en la primera cirugía. El 2% de fracasos, al no deberse a ningún rechazo sino a una falta de estabilidad primaria, procederemos a la retirada del implante y a su recolocación al cabo de un tiempo, alcanzando el éxito prácticamente en todos los casos.

VOLVER