¿Cómo afecta la menopausia a la salud bucal?

Cuando hablamos de menopausia, generalmente nos vienen a la cabeza síntomas como los sofocos, los dolores de cabeza o los cambios de humor. Sin embargo, el descenso en la producción de hormonas femeninas en la mujer también tiene un efecto directo sobre la salud bucal.

Concretamente, provoca una serie de alteraciones en los dientes y los huesos que los sostienen, las encías y la mucosa de la boca.

Así pues, las mujeres corren un mayor riesgo de sufrir problemas bucodentales durante esta etapa:

  • Gingivitis. La bajada de los niveles de estrógenos afecta directamente a las encías, pudiendo tener encías más pálidas y que sangran más fácilmente.
  • Periodontitis. Cuando la gingivitis no se trata a tiempo, puede derivar en una periodontitis, la cual puede acabar provocando la caída de los dientes. Esta enfermedad, además, puede verse agravada por la pérdida de densidad ósea propia de la menopausia: la osteoporosis.
  • Sequedad bucal. Durante esta etapa de la vida de las mujeres, las alteraciones hormonales provocan que las glándulas salivales segreguen menos cantidad de saliva y, por tanto, pueda haber sequedad bucal. Este síndrome de boca seca o xerostomía favorece una acumulación de bacterias en la cavidad oral, lo que incrementa las posibilidades de desarrollar otras patologías bucales, caries, enfermedades de las encías u infecciones. También, trastonos como el mal aliento.

 

  • Síndrome de la boca ardiente. El ardor bucal es uno de los problemas postmenopáusicos más frecuentes. Además de esta sensación de quemazón, puede haber hormigueo o adormecimiento de la lengua, las encías o los labios.
  • Mucosas más frágiles Al igual que la piel y las mucosas de las demás partes del cuerpo, la mucosa bucal pierde humedad y se vuelve más frágil, delgada y vulnerable.

A pesar de que los cambios hormonales que aumentan el riesgo de sufrir problemas bucales en la menopausia son inevitables, sí hay hábitos que ayudan a prevenirlos.

Principalmente, mantener una adecuada higiene bucodental, optando por cepillos de dientes y dentífricos que se adapten a las necesidades de cada mujer, y acudir con regularidad al odontólogo. Asimismo, conviene evitar malos hábitos como el tabaco o el estrés y, en cambio, optar por una dieta rica en alimentos que favorecen la salud dental.

El blog Cuida tu Sonrisa (PHB)

Leer más...

5 mitos sobre la salud bucal

Para cuidar bien de tu boca, ¡lo primero es conocerla a fondo! Y lo cierto es que los mitos sobre la salud bucal no ayudan a ello. Por eso, hoy te explicamos toda la verdad sobre estas cinco creencias en torno a la boca y los dientes:

  1. “Un embarazo, un diente”

Se cree que “lo normal” es que la futura madre pierda una pieza dental por cada embarazo pero ¡no tiene por qué ser así! Sí que es cierto que durante esta etapa aumenta el riesgo de problemas bucales como la gingivitis, por lo que se aconseja extremar la higiene y acudir al dentista al menos una vez durante el embarazo.

  1. Siempre es necesario quitar las muelas del juicio

Es bastante frecuente que las muelas del juicio o terceros molares nos causen problemas, ya sea por no tener suficiente espacio como para salir o por hacerlo en mala posición. En estos casos se aconseja extraerlas. Pero si son sanas, han salido por completo y están en la posición correcta, no hay ninguna necesidad de prescindir de ellas. Consulta a tu dentista para saber qué es mejor en tu caso.

  1. Una higiene bucal completa consiste en lavarse los dientes tres veces del día

Es cierto que lavarse los dientes después de cada comida es imprescindible, pero hay lugares de la boca a donde los cepillos no pueden llegar. Por ello, es necesario completar la higiene mediante limpieza interdental y enjuagues o irrigación bucal.

 

  1. Cuanto más frote al lavarme los dientes, más limpios se quedarán

Una presión excesiva o un cepillo demasiado duro pueden desgastar el esmalte. Es mejor presionar menos pero asegurándose de dedicar al cepillado todo el tiempo necesario (dos minutos como mínimo).

  1. Es inevitable perder dientes con la edad

En la tercera edad es frecuente que aparezcan problemas como las caries o la periodontitis. Pero la causa de ellos no es la edad en sí, sino el descuido en los hábitos de higiene. Con un cuidado adecuado, los dientes pueden durar toda la vida.

El blog Cuida tu Sonrisa (PHB)

Leer más...