LA FOTOGRAFIA EN LA CLINICA DENTAL.

La odontología es una profesión en constante evolución. Gracias a los avances de la ciencia y la tecnología digital, nuestra forma de trabajar ha cambiado mucho en los últimos años.

Actualmente contamos con muchas y buenísimas herramientas para el diagnóstico dental, la planificación, ejecución y el seguimiento de nuestras rehabilitaciones orales, permitiéndonos lograr mejores resultados tanto estética como funcionalmente. Entre ellas están la radiografía digital, el TAC, el escáner intraoral, la fotografía digital, grabaciones dinámicas en video, el análisis a través del ordenador con distintos softwares y la  tecnología Cad-Cam para la realización de prótesis dentales.

Aunque la fotografía en odontología  siempre resultó un buen medio para las  presentaciones científicas, consulta con otros profesionales y con el laboratorio de prótesis, podemos afirmar que en la actualidad,  se ha  convertido en una herramienta imprescindible en nuestra profesión.

Nos ayuda tanto en el diagnóstico como en el desarrollo del tratamiento, aportándonos un valor inimaginable hace unos años, en la comunicación de la clínica con el laboratorio de prótesis, facilitándonos muchísimo la comunicación con el paciente, además del valor legal que haya podido tener siempre en la documentación de los distintos casos que tratamos.

La tecnología digital en la fotografía ha simplificado la obtención de imágenes y se ha hecho indispensable en casi todas las áreas de la odontología: periodoncia, ortodoncia, implantes, prótesis y estética dental. Siguiendo una serie protocolos fotográficos, extra e intraorales, nos permite obtener mejores registros, logrando de este modo afrontar nuestros tratamientos  con  mayores  garantías de éxito.

La realidad es que la fotografía dental es aplicable a todos los campos de la odontología, pero especialmente quizás donde mayores avances se hayan producido sean en ortodoncia, prótesis y estética dental, donde tiene enorme protagonismo en el “Diseño Digital de la Sonrisa”, que nos permite generar un modelo de sonrisa ideal personalizada (Mockup) , en la que el paciente puede participar en su diseño y  comprobar los posibles resultados antes de iniciar el tratamiento.

Así que  cuando acudamos a nuestro odontólogo para solicitar un  tratamiento rehabilitador de nuestra boca no  nos debería sorprender, que tras una conversación con el profesional, en la que  nos preguntará sobre  el motivo de nuestra consulta, objetivos  y  expectativas respecto al resultado final, junto con la historia clínica, exploración y toma de modelos diagnósticos, nos hagan un “book fotográfico” que nos haga sentir por un momento como si fuéramos actores o modelos profesionales.

Todo esto debería resultar imprescindible antes de acometer cualquier plan de tratamiento rehabilitador, elaborar un presupuesto y  ejecutar en su caso eso que usted tanto desea y  por supuesto merece.

Faces of smiling people in set. Healthy teeth. Smile

Leer más...

Antibióticos en odontología.

Los antibióticos se utilizan para el tratamiento de numerosas infecciones microbianas del cuerpo humano. Sin embargo, su abuso, la automedicación por parte del paciente, en España llega hasta el 17,7%, unido en muchos casos a prescripciones erróneas han favorecido la aparición de muchas resistencias bacterianas.

Se debe seleccionar el antibiótico necesario para cada caso y deben evitarse, en la medida de lo posible, las prescripciones innecesarias y empíricas, con falta de rigor científico.

Se estima que en España el 10% de las prescripciones antibióticas se realizan por infecciones orales. Teniendo en cuenta este dato y que en la boca existen más de 700 especies diferentes de bacterias, resulta fundamental en odontología conocer los antibióticos disponibles y sus indicaciones, con los siguientes objetivos principales:

  • Maximizar la eficacia terapéutica.
  • Minimizar la aparición de resistencias.
  • Determinar el balance beneficio/riesgo y, por tanto, la necesidad de la terapia con antibióticos

Hay que tener claro que no todas las infecciones bacterianas orales necesitan ser tratadas con antibióticos, como por ejemplo, la caries y la mayoría de las gingivitis.
Antibioticos en ododntologiaEl uso de antibióticos podría estar indicado en casos de:

  • Gingivitis Ulcerativa Necrotizante (GUN) y gingivitis estreptocócica con afectación sistémica.
  • Periodontitis agresivas y crónicas severas.
  • Absceso periodontal (si hay diseminación local o sistémica) y absceso periapical.
  • Pericoronaritis.
  • Algunas infecciones endodónticas.
  • Profilaxis antibiótica en pacientes con riesgo de endocarditis. Se debe hacer interconsulta con el médico después de procedimientos quirúrgicos invasivos.
  • Previo a la colocación de implnates o injertos óseos.

En aquellos pacientes en los que el antibiótico no tenga la eficacia esperada es recomendable realizar un antibiograma, para determinar cuál puede ser más beneficioso para el paciente.

Por tanto, es fundamental  estudiar cada caso y determinar por un lado la necesidad de usar un antibiótico y por otro elegir el más adecuado para esa situación, con el fin de evitar la aparición de resistencias bacterianas.

Leer más...