La salud bucal, cada vez más presente en las redes sociales

Casi la mitad de los internautas busca en Internet información sobre salud y más del 12% lo hace en las redes sociales. La salud bucodental no es una excepción.
La información sobre enfermedades bucales, tratamientos y productos específicos para cada problema está a nuestro alcance en diferentes formatos: mensajes cortos, artículos en profundidad, vídeos, entrevistas a profesionales, etc. El principal requisito es buscar contenidos en páginas expertas en salud bucal.
Internet se ha convertido en un canal fundamental para hacer llegar al público general información sobre distintas patologías, iniciativas solidarias y consejos sobre el cuidado de los dientes, directorios de odontólogos, etc. Algunos ejemplos los tenemos en la campaña para promocionar el Día Mundial de la Salud Bucodental, puesta en marcha por la FDI-World Dental Federation; la web doctoralia.com, que nos ofrece un directorio para buscar un  dentista en una zona concreta; blogs donde encontrar información específica, como mamidientes.com, creado por una odontóloga y madre que da consejos a los papás o propone soluciones a los problemas de dentición de los más pequeños; o las consultas a los especialistas, como la que podemos encontrar en la web de DENTAID bajo el título ¿Te podemos ayudar?.
Una red social como es Youtube nos acerca la opinión de profesionales en videos. Podemos escuchar a odontólogos e higienistas hablando de los problemas específicos de salud bucodental. Además, las redes sociales tienen la gran ventaja de la inmediatez. Cualquier producto recién lanzado o los resultados de algún estudio reciente publicado pueden llegar hasta nosotros con gran rapidez gracias a las redes sociales.
Los pacientes también pueden aprovechar las ventajas de las nuevas tecnologías para cuidar su boca y descargar aplicaciones destinadas a aprender a realizar una higiene adecuada. Por ejemplo:

  • Brushy: una boca digital va guiando el cepillado por zonas y el tiempo que se debe dedicar a cada una.
  • Dental Expert: responde a las dudas más frecuentes de los pacientes sobre odontología, además de ofrecer consejos sobre salud y emergencias dentales.
  • Real Tooth Morphology: permite ver en 3D la morfología de nuestros dientes.

Todas ellas tienen un denominador común: son herramientas que nos dan información complementaria a la de nuestro odontólogo para ayudarnos a mantener una salud bucal perfecta. ¿Por qué no aprovecharlas?.

 

Blog Salud Bucal (DENTAID)Redes socilaes

Leer más...

Indicaciones de los irrigadores bucales

Aunque el instrumento más importante para el control mecánico de la placa bacteriana, conocida también como biofilm dental, es el cepillo de dientes, con éste sólo consigue limpiarse el 60% de la superficie dental. El 40% restante, perteneciente al área interproximal, no es accesible con el cepillado, por buena que sea la técnica.

Se habla de área interproximal, interdental o interdentaria para referirse al espacio que queda entre diente y diente, ocupado normalmente por la encía, que presenta unas condiciones propicias para la acumulación de placa y la aparición de patologías orales, como la halitosis, la caries, la enfermedad periodontal y la enfermedad periimplantaria.

La cinta o hilo dental, la seda dental, los cepillos interproximales o los irrigadores bucales son las herramientas indicadas para acceder al área interdentaria.

La irrigación bucal, consistente en la aplicación directa de un chorro pulsátil de agua u otra solución sobre los distintos espacios de la cavidad oral, ayuda a eliminar la placa bacteriana depositada en la superficie de los dientes, en el margen gingival, en los espacios interproximales y en aquellos lugares de difícil acceso, como las coronas, los puentes, la ortodoncia, etc.

El uso de irrigadores bucales tras el cepillado ofrecerá una sensación de mayor limpieza y frescor y mejorará significativamente la salud gingival de todos los que lo utilicen, sobre todo de aquellos que tengan una menor destreza manual.

Los irrigadores bucales estarán especialmente indicados en las personas que quieran una limpieza en profundidad, en portadores de ortodoncia o implantes que necesiten una higiene meticulosa y en personas con requerimientos concretos, como podrían ser las que padezcan diabetes mellitus o enfermedad periodontal, porque:

  • Proporcionan una limpieza intensa respetando los tejidos bucales.
  • Ofrecen una mayor sensación de limpieza y frescor.
  • Reducen y previenen el mal aliento.
  • Disminuyen la placa bacteriana, lo que ayuda a reducir la aparición de caries u otras enfermedades bucales.
  • Controlan la inflamación de las encías y regulan su sangrado en los casos de gingivitis y periodontitis.
  • Ayudan a reducir el biofilm de las bolsas periodontales.

Su facilidad de uso y sus múltiples beneficios convierten a los irrigadores bucales en una herramienta muy útil para todos aquellos que se preocupen por la salud de su cavidad oral.

 

Blog Salud Bucal (DENTAID)waterpiks_720x400

Leer más...